0Comentar
aerosol medicina

¿Qué productos en aerosol podemos encontrar en medicina?

¿Sabías que existen productos con envasado de aerosol en medicina? Es importante cuidar nuestra salud y el ambiente con un producto como este, así que te invitamos a que continúes leyendo acerca de este tema tan interesante.

Las empresas del envasado de aerosoles siguen siendo objeto de ataques por parte de quienes aseguran que estos productos generan un gran daño al ambiente. Si bien en un principio fue así, muchos desconocen el gran giro que esto ha dado y las enormes virtudes de los productos en aerosol.

Son tantos sus beneficios y su empleo está tan extendido que ni siquiera reparamos en que los productos en aerosol están presentes en prácticamente todas las facetas de la vida personal y social.

Desde algo tan cotidiano como un desodorante, una laca o una pintura hasta alimentos y medicamentos pueden encontrarse en aerosol. Esta es una tendencia que no está cerca de desaparecer.

Al contrario, cada vez más empresas y marcas optan por esta presentación para sus productos, cosa que es posible hoy día, gracias a los notables avances en el proceso de envasado de aerosoles.

Entre las áreas más beneficiadas, que cuenta con infinidad de productos en aerosol, se encuentra la industria cosmética, donde hallamos tintes para cabello, maquillaje, esmalte de uñas, desodorantes, fragancias, protectores solares y una extensa lista de productos para la belleza y cuidado del cuerpo.

En el área gastronómica las invenciones no han sido pocas, partiendo desde la tradicional crema chantilly, hasta sal en aerosol, aceites, diversos tipos de cremas, colorantes y churros que son una delicia.

Y así podemos seguir enumerando múltiples productos y sectores de actividad comercial que han resultado favorecidos: la mecánica, la industria de la construcción, la carpintería, las artes plásticas…

Envasado de aerosoles en la medicina: más que una tendencia, una necesidad

envasado de aerosoles xiomara 4Ahora bien, en la medicina y en la farmacia el uso de aerosoles tiene diversos matices. No solo responde a una necesidad comercial o a un proceso de marketing (aunque por supuesto tiene que ver) sino que se relaciona muchísimo con nuestra salud.

Generalmente, quienes hablan del supuesto “daño ambiental ocasionado por los aerosoles” no tienen conciencia de los enormes beneficios que nos aportan, al punto de representar la diferencia entre estar sano o estar enfermo.

Tomando esto en consideración, nos enfocaremos en los productos en aerosol en medicina que podemos encontrar, veremos cómo funcionan y de qué manera contribuyen con nuestra salud.

Pero primero hablaremos un poco sobre las características positivas de los aerosoles que los han convertido en productos necesarios en la medicina y la farmacología.

¿Cómo han cambiado los aerosoles en la medicina?

José Luis Castillo, presidente de la Asociación Española de Ciencia y Tecnología de Aerosoles, destaca que a partir de la Revolución Industrial se genera un “boom” en la fabricación de aerosoles.

Inicialmente y por varias décadas, no se tenía conciencia de que los componentes usados para su funcionamiento (los CFC) ocasionaban un terrible daño ambiental.

La capa de ozono fue la principal víctima hasta la firma del Protocolo de Montreal, que obligó a la eliminación progresiva del propelente que se empleaba entonces y su sustitución por elementos menos nocivos. En la medicina se siguió usando porque su sustitución es más complicada, aunque los avances han propiciado su erradicación en la mayoría de los casos.

Fue así como se amplió aún más el potencial investigativo en el campo de los aerosoles, trayendo consigo invenciones que revolucionaron la medicina y que continúan generando grandes cambios.

Sin embargo, Castillo explica que la característica de los aerosoles que los hacen ideales para su aplicación en la medicina es el tamaño de sus partículas. “Las pequeñas partículas tienen la capacidad de penetrar en los pulmones y llegar al torrente sanguíneo”.

Es debido a esta capacidad de los aerosoles que se emplean, por ejemplo, para tratar los problemas respiratorios como el asma. Dicha característica está siendo explotada por las empresas farmacéuticas, a fin de suministrar a los pacientes opciones cada vez más efectivas contra diversos padecimientos.

 

Más información

 

Productos en aerosol en medicina que podemos encontrar

aerosol medicinaEn cualquier farmacia podemos conseguir medicamentos en diversidad de presentaciones. Un mismo producto puede encontrarse en forma de jarabe, ungüento, pastillas, cápsulas, aerosol, entre otros.

No es común hallar medicamentos que vengan exclusivamente en aerosol, pero sí hay muchos que resultan más efectivos en esta presentación. Por ejemplo los tratamientos tópicos para golpes y torceduras, cuya acción suele ser más rápida en aerosol que en ungüento.

Sin embargo, la neumología ha encontrado en el envasado de aerosoles un gran aliado para la administración de medicinas y otros productos. Justamente por ahí comenzaremos la enumeración.

  • Broncodilatadores

Los medicamentos broncodilatadores generan relajación de la musculatura de los bronquios, incrementando el volumen de las vías aéreas y haciendo más fácil la respiración.

Aunque no curan enfermedades, no alargan la vida del paciente ni mejoran sustancialmente la función pulmonar, sí mejoran su calidad de vida.

Su utilidad se limita al tratamiento de los síntomas del broncoespasmo en enfermedades como la EPOC o el asma.
En cuanto a su clasificación, tenemos:

  • Estimulantes beta-adrenérgicos 

Existen varios tipos, tanto de acción rápida como de acción lenta. Los primeros tienen un efecto inmediato, pero menos duradero, de 3 a 5 horas.

Los de larga duración no producen un efecto broncodilatador rápido, pero su acción se extiende por unas 12 horas.

Estos estimulantes pueden ocasionar temblor, dolor de cabeza, nerviosismo, y en dosis altas, arritmia o taquicardia. Se recomienda especial precaución en personas hipertensas, con cardiopatía isquémica, arritmia e hipertiroidismo.

  • Anticolinérginos como el bromuro de ipratropio.

Este fármaco tarda entre 30 y 60 minutos en hacer efecto, por lo que los pacientes recurren preferiblemente a los estimulantes adrenérgicos. El bromuro de ipratropio es más útil para el EPOC que para el asma y resulta más efectivo en ancianos que ya no responden adecuadamente a otros medicamentos.

Entre sus efectos secundarios, se encuentra resequedad bucal, irritación de la faringe, gusto amargo y menos usual, estreñimiento, retención urinaria y palpitaciones.

  • Bases xánticas como la teofilina

Se reservan para pacientes con enfermedades graves que no responden a otros tratamientos. Sus dosis deben ajustarse en cada caso porque hay variaciones en las respuestas.

Su empleo puede causar problemas gastrointestinales como náuseas, diarrea, vómito y dolor epigástrico, así como temblor, irritabilidad, cefalea nerviosismo, palpitaciones e insomnio.

  • Costicosteroides inhalados

A raíz de los efectos adversos de la administración de esteroides, especialmente en el metabolismo y el crecimiento, se crearon los corticosteroides inhalados, a fin de que la mayor dosis sea depositada en las vías respiratorias.

Estos productos se emplean como terapia de sostén para pacientes con asma gracias a su efecto antiinflamatorio; y además son efectivos al usarse junto a broncodilatadores de acción prolongada para casos de EPOC.

  • Antibióticos

Los antibióticos también se consiguen en aerosol. Su desarrollo responde a la presencia de microorganismos resistentes a gran cantidad de drogas. Por esta razón los antibióticos nebulizados son particularmente útiles en personas con fibrosis quística.

Asimismo, se han notado efectos positivos en pacientes con procesos infecciosos como la traqueobronquitis y la neumonía. En estos casos se ha reducido la necesidad de otro tipo de antibióticos, así como el proceso infeccioso.

La administración de antibióticos nebulizados como la tobramicina, gentamicina, vancomicina, amikacina o colistina incrementa el depósito de los componentes activos de manera homogénea en el tejido pulmonar.

Claro está que también existen efectos colaterales. Algunos pacientes han reportado tos, sabor desagradable y broncoespasmo, aunque el efecto más preocupante es el deterioro de la función renal.

  • Mucolíticos

Existen mucolíticos clásicos y péptidos mucolíticos, ambos en aerosol. La N-acetilcisteína es el mucolítico clásico usado con más frecuencia puesto que facilita la movilización de las secreciones.

Cabe destacar que este producto aún se encuentra en desarrollo; mientras que la dornasa alfa sí está aprobada para su uso vía nebulización para pacientes con fibrosis quística.

  • Helio

Este gas inerte es empleado en la medicina desde los años 40, específicamente en el tratamiento de emergencias respiratorias. Como resultado, su mezcla con oxígeno (heliox) reduce la resistencia al flujo en la vía aérea, con lo cual mejora la función pulmonar.

El heliox está indicado en adultos para obstrucción del flujo aéreo, crisis asmática, exacerbación de EPOC y bronquiolitis. Puede aplicarse en cualquier paciente, sin conocerse aún efectos adversos.

Otros medicamentos con presentación en aerosol

aerosoles en EspañaMuchos de los siguientes fármacos se encuentran en alguna fase de desarrollo o pruebas; mientras que otros ya están comprobados y certificados.

  • Antinflamatorios, suministrados de forma tópica o por vía rectal
  • Antifúngicos de uso tópico
  • Anestésicos locales de uso tópico o por vía rectal u oral.
  • Espumas anticoceptivas como el nonoxynol, suministradas por vía vaginal

Todos estos facilitan el acceso a zonas de difícil alcance. Se expanden en el espacio disponible cubriendo toda la mucosa, en el caso de los que se aplican vía oral, rectal o vaginal.

Sistemas generadores de aerosoles en la medicina

El envasado de aerosoles en la medicina tiene sus particularidades. Existen tres tipos de dispositivos para suministrar los fármacos en aerosol:

  1. Nebulizadores (de jet, ultrasónicos y de membrana vibrante u oscilatoria)
  2. Inhaladores dosis medida
  3. Inhaladores de polvo seco monodosis o multidosis.
  4. El nebulizador tipo jet es el sistema más antiguo, empleado desde los años 30. Se utiliza en pacientes sin capacidad de coordinar o cooperar. También hace más fácil la administración de medicinas en combinación.

Es menos complejo de lo que parece su funcionamiento. Se requiere gas con presión negativa que sirva como una fuerza conductora que arrastra la solución hacia una película inestable. Así se transforma el líquido en pequeñas partículas de aerosol por medio de fuerzas de tensión superficial.

  • El nebulizador ultrasónico

Está disponible desde los años 60. Está compuesto por una unidad de poder, un transductor y un abanico. El transductor genera ondas ultrasónicas que pasan a través del producto a nebulizar, creando de esta forma el aerosol.

El tamaño del aerosol dependerá de la amplitud y frecuencia de las ondas. Estos producen más cantidad de aerosol que los nebulizadores tipo jet.

  • El nebulizador con membrana oscilante

Usa una membrana con muchos orificios para producir el aerosol, lo que le permite suministrar mayor cantidad del medicamento sobre el tejido pulmonar. Además, su manejo es sencillo y funciona con baterías o energía eléctrica; sin embargo, es muy costoso y requiere de mantenimiento y limpieza constante para optimizar su rendimiento.

  • Los inhaladores de dosis medida o IDM

Se basan en un sistema que asegura la entrega de dosis confiables y reproducibles. El dispositivo está compuesto por:

  • Un contenedor fabricado con aluminio más recubrimiento interno.
  • Un propulsor no tóxico ni inflamable que debe ser compatible con el medicamento.
  • El fármaco.
  • La válvula dosificadora.
  • El actuador de plástico.

Los IDM son usados para administrar broncodilatadores y corticosteroides y existen dos variedades: los que se activan con el impulso respiratorio y los que se coordinan con dicho impulso.

  • Los inhaladores de polvo seco o IPS

Fueron desarrollados para solventar las dificultades que se presentaban con los IDM. Son aparatos compactos, fáciles de usar, portátiles y exigen una menor coordinación.

Así, pueden venir como dosis única o multidosis y son dependientes del flujo respiratorio, por lo que requieren una exhalación prolongada antes de su inhalación.

Ventajas e inconvenientes de algunos inhaladores

Inhaladores en polvo

Ventajas:

  • No necesitan propelentes ni coordinación simultánea entre la presión y la aspiración.
  • Se deposita menos fármaco en la cavidad orofaríngea.
  • El paciente puede repetir las inspiraciones para asegurar la inhalación de la dosis.

Inconvenientes: en algunos casos existe alergia a algunos de los componentes como la lactosa y el polvo que pueden absorber humedad y apelmazarse, además es poco efectivo en crisis agudas en las que el paciente no puede controlar su respiración.

Aerosoles presurizados

Ventajas:

  • Al ser herméticos mantienen al producto protegido de la humedad, la luz y la oxidación.
  • Se pueden usar en pacientes intubados.
  • Son cómodos y pequeños.
  • El propelente ayuda a la penetración del fármaco y la dosificación es muy exacta.

Inconvenientes: requieren propelentes para su funcionamiento, la técnica debe ser exacta para una correcta inhalación y no hay control de las dosis restantes.

Aerosoles Xiomara, tradición y calidad en el envasado de tu producto

Xiomara cuenta con una amplia experiencia de varias décadas en el envasado de aerosoles y un rango de acción en más de treinta países. Aerosoles Xiomara te garantiza un trabajo de calidad bajo las más estrictas normas de seguridad industrial.

Si deseas optimizar tu producto, la presentación en aerosol puede generar mayor competitividad en el mercado. Consulta con nosotros para obtener la mejor asesoría y los mejores precios.

 

boton aerosol xiomara
envasado aerosoles - Envasado Xiomara desde 1976

aerosolxiomara